La cuenta está en 12La cuenta está en 19La cuenta está en 26La cuenta está en 33

Jueves, 22 de febrero de 2018
La mantequilla siempre cae
por el lado de la tostada


Notas para el 22/2

Nada pendiente por ahora
***


APUNTE LEGO

Monumento al astronauta español

Madrid pone una escultura en Ciudad Lineal en homenaje a Pedro Duque 'casi' enfrente del colegio donde él estudió


apuntelego.es

JULIO MIRAVALLS
29 de enero de 2018

Madrid ha puesto un monumento al astronauta español. Pedro Duque es, por ahora, el primero y el único, porque el astronauta de NASA Miguel López Alegría, nacido en Madrid, se crio en California, se educó como estadounidense y esa es la nacionalidad que luce en su pasaporte. Duque, astronauta de la Agencia Espacial Europea y nacido también en Madrid, estudió en el barrio de Ciudad Lineal y hoy le han puesto una escultura casi enfrente de su colegio, el Miguel Blasco Vilatela. En realidad, la esquina del bulevar en el que se ha colocado el monumento está justo enfrente del colegio Jesús María. Ambas escuelas son contiguas.

El diseño de la obra, que recuerda un móvil de Calder, lo hicieron alumnos del colegio de Educación Especial Infanta Elena y se impuso a los trabajos de otros seis colegios

Son las cosas de una ciudad como Madrid, que por esta vez se acuerda en vida de uno de sus hijos ilustres sin que lo distinga una etiqueta política. Cosas como que la convocatoria cite en una calle que todavía es imposible de encontrar, porque el Ayuntamiento ha cambiado el nombre, pero no los rótulos de las esquinas, que siguen indicando «calle de los hermanos García Noblejas», donde la convocatoria reclamaba «Avenida de la Institución Libre de Enseñanza».

Son las cosas de este descuidado poblachón manchego donde se hace tan difícil llegar a la hora, vayas en vehículo propio (si lo permite la alcaldía), en transporte público o en coche oficial. La ceremonia, citada a las 10:45, empezó a las 11:30. Algunos colegiales curiosos anduvieron bromeando a voz en cuello con que «la nave lleva retraso» y «Houston tenemos un problema», hasta que se marcharon a clase sin llegar a ver al astronauta.

Pedro llegó, como manda el protocolo, en cuanto se anunció la llegada de la alcaldesa, que pasó como un cometa, lo bastante cerca para las fotos, pero sin refrenar su trayectoria por su propio sistema planetario. Visto y no visto, mientras el astronauta se quedaba un rato para dejarse retratar con los vecinos y los creadores de su monumento, paladeando el Sol en la cara.

Antes, Duque había estado dando una charla a los alumnos de su antiguo colegio y también tuvo tiempo para responder a algunos reporteros que sí, que es posible volver a la Luna; que él sigue trabajando, preparando como conejillo de indias entrenamientos de ESA para futuros astronautas; y otras cuestiones parecidas.

El monumento que le homenajea es un móvil, con cierto aire a una escultura cinética de Calder, con una esfera dominante, la Tierra, en torno a la cual giran cuatro esferas más pequeñas (¿el Sol, Venus, Marte y la Luna?) y representaciones del transbordador de la NASA y la Estación Espacial Internacional.

En la base hay una placa dorada: «A NUESTRO VECINO PEDRO DUQUE PRIMER ASTRONAUTA ESPAÑOL. 'Globo Terráqueo con base'. Premio del Certamen Escolar Pedro Duque 2017. Escultura creada por alumnado del Colegio Público de Educación Especial Infanta Elena. Ayuntamiento de Madrid Distrito de Ciudad Lineal».

El diseño original de los alumnos del Infanta Elena, ganó un concurso en el que participaron 54 alumnos de siete colegios del distrito. Sobre ese diseño un grupo de escultores ha completado la pieza con un elemento interactivo: tiene unos asideros para empujar y hacer girar el eje central terrestre y a sus acompañantes.

«Esto será fuerte, ¿no?», le preguntó Duque al líder de los escultores. «Que los chicos de este barrio somos muy brutotes…». «Aguantará», fue la respuesta. «Podrán jugar mucho con ello».

Y sobre todo que les inspire: un muchacho del barrio de San Blas, educado en su Madrid natal, se ha ganado su lugar en el espacio después de hacerse ingeniero en la Politécnica. Cualquiera otro podrá seguir sus pasos.